LaNacion.com.ar

A los ojos. En cuarentena la estética hace foco en la mirada.

Como una alocada contracara del carnaval veneciano -donde las máscaras garantizaban el anonimato tapando rostro pero dejando asomar boquitas pintadas-, el Covid-19 reversionó la postal censurándonos la sonrisa. Por lo menos puertas afuera, donde la distancia y el barbijo son temas no discutibles. ¿Cómo sentirse atractiva si media cara ya no existe? La respuesta resulta obvia y es lo que está pasando: mejorando la mirada.

Lee el artículo completo aquí.